•  
  •  
  •  
  •   
  •  

Un grupo de pobladores de Yapacaní (Santa Cruz) quemó una antena de telecomunicaciones por que creen que éstas incluyen la tecnología 5G que, en el imaginario popular de algunos, transmite el Covid-19.

El hecho se registró aproximadamente a las 7am de este lunes. Un grupo de cincuenta personas realizó una protesta frente a la alcaldía del municipio, agredió a los trabajadores y pinchó llantas de camionetas oficiales, en repudio a la supuesta implementación de esa tecnología. Luego se dirigieron a prender fuego a las antenas instaladas.

El asesor legal del municipio, Jaime Uscamayta, trató de convencerlos pero vanos fueron los esfuerzos y la turba arremetió contra esa instalación. También el alcalde Vicente Flores, había informado que en Yapacaní son inexistentes las antenas 5G.

Sobre el caso, por la tarde el Ministerio de Gobierno informó que otras antenas igual sufrieron ataques en las municipios de Ichilo y San Julián. Calificó la acción de “atentado terrorista”.

De acuerdo a un comunicado, señala que el ataque a los tres municipios va perjudicar la comunicación y provisión de combustible, pues el Sistema B-Sisa se halla integrado a dicha red de comunicaciones afectada.

Arturo Murillo acusó al “evismo” de estar por detrás de los ataques. En su cuenta en Twitter escribió “este Gobierno no permitirá que hundan a Bolivia en la violencia y el caos”.

Por el suceso hay tres personas detenidas: dos mujeres y un varón.

Murillo calificó de “atentados terroristas alentados por el MAS”. Dijo que los tres ataques se produjeron en un lapso de tiempo casi similar. “Queda claro que hubo una coordinación”, sostuvo

Fuente: El Deber


  •  
  •  
  •  
  •   
  •