Sentenciada por dar muerte a su madre en el barrio Los Lapachos

El caso ocurrió en junio del año pasado (Foto de referencia)
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  

Gabriela R.P, (30) fue sentenciada por el Tribunal de sentencia primero de la ciudad de Yacuiba, Tarija, a 30 años de cárcel por el delito de parricidio.

La mujer mató a su madre con un disparo en la cabeza cuando ambas discutían en su domicilio ubicado en la calle Sucre final, barrio Los Lapachos, de la ciudad fronteriza. Luego del crimen la mujer fingió un asalto versión que fue desmentida por el Ministerio Público.

Tras varias semanas de instalarse el juicio oral, público y contradictorio para la imputada, el anterior lunes concluyó y en la lectura de sentencia los jueces del tribunal determinaron dar 30 años de privación de libertad para la mujer, los cuales deberá cumplir en la cárcel de El Palmar .

Durante el proceso  de investigación fueron presentados diferentes elementos de prueba por parte del Ministerio Público, los cuales sirvieron para determinar la autoría de la imputada en el crimen.

Entre las pericias más importantes que ayudaron a esclarecer el caso, está la pericia de absorción atómica la cual confirmó que la mujer habría hecho el disparó que acabó con la vida de su madre, ya que se encontró rastros de pólvora en la mano.

Finalmente fue importante la contradicción de la mujer durante el proceso, ya que ésta en una primera instancia manifestó que ella y su madre habían sido víctimas de un robo.

Primero se denunció que atracadores ingresaron a la vivienda (Foto: Archivo redes sociales)

Antecedentes

De acuerdo al informe policial de la Felcc de Yacuiba, la tarde del 24 de junio de 2018, efectivos policiales encontraron el cuerpo sin vida de Dirse Lenny Pizarroso Claure (58 años), al interior de una habitación de su vivienda ubicada en la mencionada zona residencial de Los Lapachos.

Al realizar el levantamiento legal del cadáver por parte del médico forense, este determinó que la mujer habría perdido la vida debido a un traumatismo encéfalo craneal provocado por el disparo de un proyectil de un arma de fuego.

Tras el levantamiento, los investigadores tomaron la declaración a la hija de la víctima, la cual dijo que dos personas habrían ingresado a su domicilio para robar y que habían matado a su madre. Esta versión no fue creíble para los policías quienes analizaron las grabaciones de cámaras de seguridad de la calle y se comprobó que nadie había ingresado a la vivienda. Por ello determinaron aprehender a la mujer, quien ahora deberá purgar condena por el delito.

El País Digital


  •  
  •  
  •  
  •   
  •