•  
  •  
  •  
  •   
  •  

Se elevaron los casos de Covid-19 de trabajadores del pozo de exploración Sipotindi X-1, ubicado en el municipio de Macharetí (Chuquisaca), lo que provocó que el ministerio público abra de oficio una investigación penal contra Reynaldo A.M. funcionario de YPFB, por la supuesta comisión del delito de atentado contra la salud pública. Se presume que no comunicó de manera oportuna la existencia de pacientes sospechosos de coronavirus.

El fiscal Jorge Antonio Gómez, comunicó el jueves sobre el inicio de la investigación porque no habría tomado conocimiento sobre el traslado de 5 trabajadores del pozo hacia Santa Cruz. Tres de ellos resultaron positivo a la enfermedad, y operaban sin las medidas de bioseguridad establecidas.

“Se tiene como evidencias reunidas junto al informe, que los trabajadores y el personal sanitario no cuentan con las medidas de bioseguridad. También se conoce sobre tres personas con síntomas, por eso realizamos la investigación preliminar del caso”, señaló el fiscal.

La médico Catalina Guarachi, a cargo de la salud del pozo, manifestó que, de 5 personas llevadas a Santa Cruz, 3 son positivas, pero se obvió la puesta en conocimiento del caso al Sedes de Chuquisaca y al de Santa Cruz.

También se informó que los trabajadores de la estatal petrolera no cuentan con la provisión de las medidas de bioseguridad, mientras hay dos personas más que tienen los síntomas de coronavirus y están aisladas.

Las autoridades de Macharetí, comunicaron que en las últimas horas se reportaron 17 contagiados que estarían vinculados a la empresa YPFB en el mismo lugar del pozo Sipotindi X-1.

Fuente: FGE


  •  
  •  
  •  
  •   
  •