•  
  •  
  •  
  •   
  •  

Los dos increíbles tornados de fuego se registraron esos últimos días en Brasil, y uno de ellos alcanzó los 80 metros de altura.

El primero ocurrió el último martes de agosto, durante un incendio en una granja en Santa Helena de Goiás, localidad ubicada en el centro del país.

Todo pasó mientras los trabajadores del lugar limpiaban el terreno a través de distintos focos de fuego que fueron controlados. En ese contexto, comenzaron a producirse fuertes vientos que propiciaron la formación del llamado “remolino de fuego”.

 El pasado jueves  se dio el segundo en una plantación de caña, cerca de una autopista. Según los bomberos, estos fenómenos son muy peligrosos y pueden alcanzar hasta 80 metros de altura.

Los tornados de fuego evidentemente son peligrosos, pero no tanto como uno de viento, ya que no nacen de tormentas sino surgen como consecuencia de los incendios forestales.

Agencias


  •  
  •  
  •  
  •   
  •