•  
  •  
  •  
  •   
  •  

El Cabildo Nacional en La Paz, que inició con un minuto de silencio y una oración en homenaje a los dos muertos en Santa Cruz, determinó seis puntos entre los que sobresalen exigir la anulación de las Elecciones Generales y convocar a nuevas en las que no participen Evo Morales y Álvaro García Linera.

La multitud reunida en inmediaciones de la cervecería acordó radicalizar las medidas de presión para exigir la renuncia del presidente Evo Morales. Los manifestantes también pidieron que la Policía y FFAA a unirse y a no mancharse las manos con sangre

La masiva concentración, convocada por la dirigencia cívica, tuvo lugar debajo del puente de la autopista que une La Paz con El Alto, y fue seguido de forma simultánea en varias ciudades del país.

“¡Evo asesino!”, es otro de los gritos que la multitud realizó, seguido de “¡el pueblo, unido, jamás será vencido!”, destacando la participación del sector de salud, estudiantes de la UMSA, vecinos de diferentes zonas y delegaciones que llegaron desde Potosí y Chuquisaca, entre otras.

Waldo Albarracín fue el primero en hacer uso de la palabra y dijo: “Hay algo que debemos decir y hacer en este momento, en nombre de la UMSA acuso como asesino de los hermanos de Montero al delincuente Evo Morales”.

Entre otras de las conclusiones están, que “renuncie a la presidencia del Estado” y “exigir la anulación de estas elecciones fraudulentas y convocar a nuevas elecciones con un Tribunal Supremo Electoral (TSE) nuevo, que respete la voluntad popular y llamar a nuevas elecciones sin la presencia de Evo Morales y Álvaro García Linera“, dieron lectura.

Recalcaron la independencia política de las organizaciones cívicas, obreras y populares frente al gobierno, y decir: “ni Mesa ni Evo Morales”.

Mientras que Luis Larrea, el presidente del Colegio Médico de La Paz, descartó que las movilizaciones busquen un golpe de Estado. “No estamos en contra de cocaleros, mineros o campesinos, somos uno solo y eso es lo que tenemos que demostrar”, arengó el representante.

El Deber Digital


  •  
  •  
  •  
  •   
  •