•  
  • 3
  • 2K
  •   
  •  
    2K
    Compartidos

El asesino de Wilson Escalante descargó once de los quince proyectiles que puede cargar la pistola Carl Walther, un arma de bolsillo compacta y liviana de calibre 22 de industria alemana. Por la rapidez de los disparos, la posibilidad de esquivar los tiros o huir del lugar, fue prácticamente nula para la víctima.

Así, el dirigente del transporte de la Federación 10 de Noviembre de Yacuiba (Tarija), falleció en el mismo lugar donde la madrugada de este lunes 30 de septiembre recibió la violenta reacción de Edwin Aron Zamorano Flores, un sujeto prontuariado y violento, que con saña vació toda su furia en la humanidad del dirigente transportista.

Tres impactos dieron en la cabeza, dos a nivel del cuello, cuatro en el brazo derecho, y dos por debajo del hueco axilar derecho. Las heridas le produjeron un shock hipovolémico (desangramiento) agudo muriendo casi en el acto.

El hecho se produjo a la altura de la Ruta 9 que conduce de Yacuiba a Campo Pajoso, a 300 metros de la rotonda de Los Libertadores, en una zona donde existen locales nocturnos y venta de bebidas alcohólicas.

El vehículo que conducía el occiso era de la empresa de radio móvil Concierto, un auto azul con placa de control 2789 MUC. De acuerdo a los testigos, el atacante abordó el auto pero a los pocos minutos se bajó. Se presume que se generó una discusión; el atacante se bajó y disparó a través de la ventanilla del pasajero.

La víctima (centro) deja cuatro hijos en la orfandad

La policía recibió el llamado y desplazó a sus efectivos quienes lograron identificar otro taxi donde huía el tirador. Al percatarse de ello, el taxista se detuvo por lo que Zamorano intentó escapar a pie pero no tuvo éxito. Actualmente guarda aprehensión en celdas de la Felcc.

La familia de Wilson Escalante pide justicia y que caiga todo el peso de la ley. El desafortunado deja tres hijos en la orfandad.

El Chaco Alerta – Yacuiba


  •  
  • 3
  • 2K
  •   
  •  
    2K
    Compartidos