El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán reconoció el sábado que un “error humano” provocó la catástrofe con un avión Boeing 737 de Ukraine Airlines International que dejó un saldo de 176 personas muertas cerca de Teherán.

La aeronave fue confundida con un “avión hostil” y fue “golpeado” en momentos en que las amenazas enemigas se encontraban “al más alto nivel”, según un comunicado divulgado por la agencia oficial de noticias Irna.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, señaló que su país “lamenta profundamente” el derribo y consideró que se trató de “una gran tragedia” y “un error imperdonable”.

“La investigación interna de las Fuerzas Armadas concluyó que lamentablemente misiles lanzados por un error humano causaron el horrible impacto del avión & la muerte de 176 personas inocentes”, expresó el mandatario en Twitter.

Por su parte, el canciller iraní, Javad Zarif, escribió en su cuenta de Twitter: “Un día triste. Conclusiones preliminares de la investigación adelantada por las Fuerzas Armadas: Error humano en tiempos de crisis causado por el aventurerismo de Estados Unidos que llevó al desastre. Nuestro profundo arrepentimiento, disculpas y condolencias a nuestro pueblo, a las familias de las víctimas y a las naciones afectadas”.

Según las autoridades iraníes, el responsable del derribo será llevado ante la justicia.

El avión, un Boeing 737 operado por Ukrainian International Airlines, cayó en las afueras de Teherán luego de despegar del aeropuerto, y unas horas después de que Irán lanzara un ataque con misiles contra una base en Irak que albergaba tropas estadounidenses.

La República Islámica negó durante varios días haber tenido alguna responsabilidad en el derribo del avión. Pero luego, Estados Unidos y Canadá aseguraron, gracias a informes de inteligencia, que un misil iraní lo derribó.

Es científicamente imposible y son rumores que no tienen sentido”. Con esta frase, el director de la Agencia de Aviación Civil de Irán, Alí Abedzadé, salió al cruce de la denuncia que realizó el premier canadiense Justin Trudeau este jueves en base a informes de inteligencia.

Tras manifestar sus condolencias por las víctimas mortales, Abedzadé dijo que en “el mismo momento” del accidente aéreo “había varios vuelos nacionales e internacionales volando en el espacio aéreo iraní a una altitud de 8.000 pies”.

Foto de archivo de restos del avión de una aerolínea ucraniana que se estrelló en Irán. Ene 8, 2020. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) via REUTERS
Foto de archivo de restos del avión de una aerolínea ucraniana que se estrelló en Irán. Ene 8, 2020. Nazanin Tabatabaee/WANA (West Asia News Agency) via REUTERS

Y agregó que había una “completa coordinación” entre todos los sectores “civiles y militares en Irán”, con decenas de aviones iraníes y extranjeros volando en el mismo espacio aéreo. “Si no hay seguridad, no podría haber tantos vuelos en el espacio aéreo”, ha indicado.

El avión, que viajaba a la capital ucraniana de Kiev, transportaba a 167 pasajeros y a nueve miembros de la tripulación de distintas nacionalidades: 82 iraníes, al menos 63 canadienses y 11 ucranianos. PlayLos minutos posteriores al accidente del avión ucraniano.

Diversos medios de comunicación estadounidenses consultaron a funcionarios de alto rango de EEUU y de Irak y aseguraron el jueves que el avión fue alcanzado por un sistema de misiles de defensa antiaérea de Irán.

El Boeing 737-800 dejó de transmitir datos el martes minutos después de su despegue y poco después de que Irán lanzara más de una decena de misiles contra bases militares en Irak. Y fue la revista Newsweek la que primero indicó que el aparato pudo ser alcanzado por el sistema de misiles tierra-aire Tor-M1, de fabricación rusa. Y los funcionarios consultados por la revista subrayaron que la evaluación del Pentágono apunta que el suceso fue accidental.

El Tor-M1 es un sistema de misil superficie-aire, de altitud baja a mediana, de corto alcance diseñado para atacar aviones, helicópteros, misiles crucero y drones, entre otros. Fue diseñado en época de la Unión Soviética bajo la denominación GRAU 9K330, aunque comúnmente es conocido por la designación que le atribuyó la OTAN.

Infobae