•  
  •  
  •  
  •   
  •  

Los internos expresaron el temor a un brote de contagios por Covid-19; amenazan con un motín si sus reclamos son ignorados

A través de mensajes de texto enviados por medio de redes sociales, algunos internos del centro penitenciario de readaptación El Palmar, se declararon víctimas de abusos por parte de algunos oficiales a cargo de la seguridad del penal. Además observaron el incumplimiento de algunos protocolos de bioseguridad y la falta de atención médica. Amenazan con un “motín” si no reciben atención a sus reclamos.

Una fuente dentro del penal que, por obvias razones, pidió reserva a su identidad aseguró que la seguridad del penal está prohibiendo la visita de familiares, que hacen el esfuerzo de salir desde las comunidades, con alimentos para los privados de libertad. Estas personas no está pudiendo ingresar por disposiciones internas.

“Es con el sub oficial Ríos. Él está muy desalmado, viene malo nos grita como si fuéramos sus hijos; nos prohíbe el ingreso a cosas de comer, hasta las frutas. Está mal. Él busca alguna reacción (de nosotros)”, dice uno de los mensajes vía whatsapp.

También señalan que parte del personal policial que cumple funciones al interior del recinto penitenciario, no se mantiene adentro, evitando los contagios, por el contrario, salen hasta la ciudad de Yacuiba y retornan con el riesgo de transportar el virus y provocar contagios entre los internos.

“Ellos tiene una orden a nivel nacional de tener todas la protección completa para ingresar acá. Nosotros no queremos ningún contacto con ellos porque vienen de la calle (…)”, afirman otro mensaje.

Aunque el dato no fue corroborado por este medio, otra fuente señala que existen varios internos confirmados con coronavirus. Y lamenta que ninguna institución de salud se haya apersonado para realizarles el tratamiento correspondiente. El penal tiene una población aproximada de 300 internos.

“Por favor ayúdanos (…) Aparte viene ese suboficial Ríos, todo malo. (A) todos nos levantan de la cama, salimos afuera abrigados,  porque a las 6:00 am está frío todavía. Y él viene, nos echa agua con lavandina, con un fumigado. Eso nos hace mal, (varios) quedan tosiendo, los vagos (internos), todos mojados (…)”, dice otra parte de los mensajes.

También indican que no hay presencia de médicos ni medicamentos al interior del penal. Las siguientes imágenes corresponden a la comunicación enviada vía whatsapp:

El Chaco Alerta


  •  
  •  
  •  
  •   
  •